“Venezuela tiene una responsabilidad especial, como miembro electo del Consejo de Derechos Humanos. Debe defender el pleno respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales”, dijo el alto representante de la UE.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, advirtió de “irregularidades” en el juicio al diputado de la Asamblea Nacional (AN) Juan Requesens, acusado por el atentado al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el pasado agosto de 2018.

Mediante un comunicado, una vocera de Borrell indicó que “la UE lamenta que el juicio no haya logrado hasta ahora dar las garantías adecuadas de transparencia y el debido proceso legal“.

Borrell afirmó que el arresto de Requesens ya constituyó una “clara violación de su inmunidad parlamentaria como miembro electo de la Asamblea Nacional de Venezuela”.

También lamentó que “se haya denegado una vez más a sus diplomáticos el acceso como observadores a las audiencias de estos casos”, lo cual “vulnera la legislación venezolana sobre la publicidad de las audiencias“.

Borrell recordó que “irregularidades similares se observaron por desgracia” en el proceso contra Roberto Marrero, jefe del despacho del presidente del Parlamento, Juan Guaidó-, que permanece detenido desde el pasado 21 de marzo.

Asimismo, aseguró que la UE exhorta a las autoridades venezolanas a hacer cumplir las garantías legales y las disposiciones constitucionales relacionadas con el derecho a un juicio justo.