Las llamas siguen avanzado en la zona de Marmaris, las autoridades ordenaron la evacuación de Turunç, una urbanización turística situada a unos ocho kilómetros al sur de la ciudad

Los incendios que esta semana devastan el sur y oeste de Turquía ya contabiliza ocho víctimas mortales, además de destruir grandes extensiones agrícolas, viviendas y granjas y obligar a la evacuación de aldeas y hoteles, indicaron este domingo las autoridades turcas.

El municipio más afectado es Manavgat, en la costa mediterránea, a unos 60 kilómetros al este de Antalya, capital provincial de esta zona turística, donde el fuego sigue fuera de control desde el miércoles.

“En el incendio de Manavgat hemos perdido siete vidas, dos de ellos recientes. De las 507 personas afectadas por el fuego, 497 fueron dadas de alta y 10 siguen bajo tratamiento”, indicó en su cuenta en Twitter el ministro de Salud turco, Fahrettin Koca.

Los bomberos descubrieron este domingo los cuerpos sin vida de un hombre turco y su esposa alemana, en el olivar cerca de su casa rural, que fue víctima de las llamas.

Ayer se encontraron los cadáveres de dos bomberos que fueron atrapados en su vehículo el viernes, y que se sumaban a las tres víctimas mortales registradas el jueves.

A los siete fallecidos en Manavgat se suma un joven que murió el viernes al intentar ayudar a los bomberos en la zona turística de Marmaris, en la costa del mar Egeo, con lo que el saldo total asciende a 8 víctimas mortales.

El Ministerio de Defensa turco desplegó dos buques a la zona para ayudar en la evacuación por mar, si hiciera falta, informa el diario Hürriyet.