Todo esto es “totalmente inaceptable”, afirmó el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov

Dos cosas rechazó Rusia este jueves de las más recientes decisiones tomadas por la Administración Trump: las sanciones contra el Banco Central de Venezuela (BCV) y el anuncio de la reactivación del título III de la ley Helms-Burton, que permite reclamar ante tribunales estadounidenses bienes expropiados tras la Revolución cubana.

Todo esto es “totalmente inaceptable”, afirmó el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, según la agencia oficial RIA Nóvosti.

“Vamos a oponernos a ello. Venezuela y Cuba son nuestros aliados en esta región, son nuestros socios estratégicos. Haremos todo lo que dependa de nosotros para que perciban nuestro apoyo”, subrayó.

Para el funcionario ruso, estas sanciones son “absolutamente ilegales y legítimas”. La condena a las sanciones también fue expresada por la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, quien señaló en su rueda de prensa semanal que Moscú “está en contra de cualquier sanción unilateral”. 

“Las sanciones solo son posibles si se trata de medidas que se preparan en el marco de instituciones internacionales, como la ONU, sobre la base del derecho internacional, de modo colectivo”, declaró.