El bloqueo reconocido por el rey Felipe VI llevará a la disolución del Parlamento el próximo 23 de septiembre y la convocatoria de elecciones el 10 de noviembre

El rey Felipe VI de España anunció que desiste de encargar la formación de un gobierno a ningún candidato ante la falta de acuerdo entre partidos que encamina al país a una repetición electoral en noviembre.

Después de reunirse con representantes de las diferentes formaciones, el rey “ha constatado que no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza”, señaló la Casa Real en un comunicado.

En consecuencia, “no formula una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno”, añadió.

Este bloqueo llevará a la disolución del Parlamento el próximo 23 de septiembre y la convocatoria de elecciones el 10 de noviembre, las cuartas en cuatro años para este país instalado en la inestabilidad.

España sufre inestabilidad política desde 2015, cuando el tradicional bipartidismo ejercido por PSOE y el conservador Partido Popular se vio sacudido por la entrada de Ciudadanos y Podemos.