Ante una posible extradición a Estados Unidos, la red de Intelectuales instó a Reino Unido a “mantener una observancia estricta de los principios e instrumentos de derechos humanos”

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH) condenó la detención del fundador de Wikileaks, Julian Assange, hecho ocurrido este jueves en la Embajada de Ecuador luego de que el presidente de esa nación, Lenín Moreno, retirase el asilo al periodista.

Mediante un comunicado, publicado en su portal web, el organismo expresó su preocupación “por el proceder del gobierno ecuatoriano que, violando la institución del asilo, ha entregado a Julian Assange al gobierno británico, con un altísimo riesgo de extradición a Estados Unidos donde su vida corre peligro”.

Según Moreno, una de las razones para retirar el asilo y la ciudadanía ecuatoriana a Assange responden a que el periodista “instaló equipos electrónicos de distorsión no permitidos, bloqueó las cámaras de seguridad, ha agredido y maltratado a guardias de la sede diplomática, ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de nuestra embajada; mientras denuncia que está incomunicado y rechaza la conexión de internet de la embajada, posee un teléfono móvil con el que se comunica con el exterior”.

En este sentido, la REDH señaló que en 2018 el gobierno de Moreno aplicó a Assange un protocolo especial de visitas, comunicaciones y atención médica, en la que estaba estipulada una “serie de restricciones de sus libertades fundamentales y coartó su derecho a la comunicación, suprimiendo hasta el acceso a la conectividad, a la información y a la expresión”.

Ante una posible extradición a Estados Unidos, la red de Intelectuales instó a Reino Unido a “mantener una observancia estricta de los principios e instrumentos de derechos humanos”, así como cumplir lo estipulado en un informe publicado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 2015 en la que se establece una “protección especial” con el periodista, en la que se excluye una extradición a EEUU.

“Llamamos a la Organización de las Naciones Unidas, a su Asamblea General y a todos los mecanismos de defensa de los Derechos Humanos, a hacer respetar la protección referida en sus ‘Informes Especiales’ -A/HRC/WGAD/2015/54-, y proteger la vida del periodista Julian Assange, perseguido político, que merece un tratamiento humanitario, con apego estricto e incondicional a la legislación internacional”, refiere el comunicado.