Es el tercer terremoto por encima de magnitud 6 que se produce en la zona en las dos últimas semanas.

Cinco personas fallecieron y cuatro desaparecieron debido a un nuevo terremoto de magnitud 6,5 que se registró este jueves 31 de octubre en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, lugar donde hace dos días un seísmo de 6,6 dejó 10 muertos y 400 heridos.

El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs), ubicó el epicentro del terremoto a 28 kilómetros de Tulunan (Cotabato), la misma ciudad donde se originaron los otros dos seísmos.

Las autoridades rescataron con vida a una decena de personas que estaban en una clínica en los bajos de un edificio y los trasladaron al hospital, indicó un vocero del Consejo Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres (NDRRMC, en inglés), Mark Timbal.