Hasta el momento, 26 palestinos -entre ellos nueve niños- y dos israelíes han muerto en la escalada actual, tras el intenso disparo de cohetes -al menos 250- hacia Israel por parte de Hamás y Yihad Islámica y al menos 140 bombardeos de represalia sobre objetivos de Gaza, por parte del Ejército israelí

El primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, advirtió hoy de que Israel intensificará los ataques de represalia contra milicias palestinas en Gaza, tras la muerte de dos mujeres en este país, en lo que ya es la peor escalada de violencia desde 2019.

“Nuestra pauta es aumentar aún más la intensidad y cantidad de los ataques” contra objetivos del enclave, aseguró Netanyahu, quien agregó que el grupo islamista palestino Hamás, que controla de facto la franja, “recibirá golpes que no esperaba” por parte del Ejército israelí.

“Todavía tenemos camino por recorrer y lo haremos juntos, con responsabilidad y respaldo total” de “los ataques” que las fuerzas armadas “están realizando y realizarán”, agregó el mandatario en un vídeo en su cuenta de Twitter.

Según precisó, el Ejército ha atacado ya “cientos de objetivos de (los movimientos islamistas de) Hamás” y de Yihad Islámica, incluido a “sus comandantes”.

Netanyahu lamentó también la muerte de dos mujeres israelíes que fallecieron hoy por el impacto de cohetes palestinos en la ciudad meridional israelí de Ashkelón y pidió a la población que “obedezca estrictamente las instrucciones” de seguridad.