Las fuentes del diario ruso indicaron que Navalni se encuentra bajo observación médica pero se niega a tomar medicamentos

El líder opositor ruso Alexéi Navalni, cuya salud ha empeorado desde que ingresó en prisión, ha dado negativo por coronavirus en un primer test, afirmó este miércoles su abogada, Olga Mijáilova.

“La primera prueba dio un resultado negativo, pero no sabemos por qué le han tomado una segunda prueba y esperamos sus resultados”, dijo la letrada a la agencia TASS.

Los aliados de Navalni denuncian que los servicios penitenciarios están “matando lentamente” al político, que cumple una condena de dos años y medio de prisión por un antiguo caso penal.

Según informó este lunes el diario “Izvestia”, Navalni fue trasladado a la enfermería de la prisión con fiebre alta -más de 38 grados- y síntomas de enfermedad respiratoria.

El mismo día, Navalni comunicó en redes sociales que tres de sus compañeros de barracón habían sido diagnosticados con tuberculosis.

Este día “Izvestia” informó de que los chequeos médicos realizados a Navalni también descartaron que tuviera tuberculosis.

Según conclusiones preliminares, el empeoramiento de la salud del político se debe a una infección respiratoria aguda.

Las fuentes del diario ruso indicaron que Navalni se encuentra bajo observación médica, pero se niega a tomar medicamentos.

Navalni se declaró hace una semana en huelga de hambre, en protesta porque las autoridades no permiten que le examine por un médico de su confianza de los dolores de espalda y en las piernas que sufre desde hace varias semanas.

El opositor, de 44 años, se encuentra desde el pasado 11 de marzo en el centro penitenciario número 2 de la región de Vladímir, a unos 100 kilómetros al este de Moscú, que él califica de un “campo de concentración”.