Según el más reciente balance oficial, la epidemia deja en México 406 muertos y 5.399 contagiados

El gobierno de México, descartó cremar los restos de los fallecidos por COVID-19 para no afectar la búsqueda de decenas de miles de desaparecidos en el marco de la lucha contra el narcotráfico, anunció un alto cargo.

“En un país donde existen desapariciones forzadas, cosa que es una monumental tragedia social, existe una ley de víctimas que contempla que esto (la cremación) no debe ocurrir”, dijo este pasado martes por la noche el subsecretario de Prevención y Promoción de la secretaría de Salud, Hugo López-Gatell.

“En todo momento se tiene que tener la posibilidad de buscar a las personas desaparecidas”, enfatizó el funcionario, a cargo de la estrategia mexicana contra el nuevo coronavirus.

Según el más reciente balance oficial, la epidemia deja en México 406 muertos y 5.399 contagiados.

La decisión quedará plasmada en un acuerdo entre la secretaría de Salud y la de Gobernación (Interior), que será firmado en los próximos días.

Con este convenio, se dará marcha atrás a una guía para manejo de restos de muertos por COVID-19 difundida por el gobierno el 6 de abril pasado.

En dicho manual, se recomendaba que “preferiblemente” el destino final de los cuerpos fuera la cremación.