Los cuerpos de seguridad del Perú y Chile anunciaron que las investigaciones contra esta megabanda continúan y que en los siguientes días informarán sobre los allanamientos que llevan a cabo

El pasado jueves 16 de noviembre las autoridades chilenas detuvieron a siete integrantes de la banda criminal denominada el “Tren de Aragua”. Sin embargo, este viernes, medios chilenos indican que la Fiscalía de Arica (norte de Chile) presentará a 17 personas (chilenos y venezolanos) que pertenecen a esta megabanda criminal que nació en Venezuela bajo la tutela de “Niño Guerrero”, un delincuente que está preso en la cárcel de Tocorón por varios delitos, entre ellos: secuestro, extorsión, tráfico de drogas, robos de vehículos y sicariato.

Luis Izquiel, abogado penalista, profesor de Criminología de la UCV y experto en el tema penal, asegura que el “Tren de Aragua” es la banda criminal venezolana de mayor expansión en Latinoamérica. “Tiene presencia comprobada en Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Chile. La célula es muy importante en Colombia incluso lucha esos espacios con el ELN”.

Comenta el entrevistado que las células del “Tren de Aragua” se han diversificado y sus delitos varían dependiendo en el país en los que hacen su vida criminal. “Se dedican a distintas actividades delictivas dependiendo en el país que se encuentren. La que está en Colombia es la célula más importante y controla los caminos o los pasos de las trochas, se dedican al tráfico de personas, contrabando, microtráfico de drogas, sicariato, extorsión, entre otras actividades delictivas”.

Luis Izquiel, abogado penalista, profesor de la UCV y experto en seguridad

El experto detalla que en Brasil se destacan por tener contactos en las prisiones de Roraima, entidad que está muy cerca de la frontera con Venezuela por el estado Bolívar. “Allí han caído presos y dentro de las cárceles se han aliado con el ‘Primer Comando de la Capital’, quienes son la megabanda más grande de Brasil. Los denominados PCC han reclutados a miembros del ‘Tren de Aragua’ por su experiencia delictiva dentro de las prisiones venezolanas”.

Ramificaciones por el Cono Sur

Izquiel comenta que en Chile se están dedicando al tráfico de personas en el norte de ese país, pues colinda con Bolivia y esa ha sido una ruta bastante llamativa para los migrantes que quieren llegar a la nación austral. En ese país “también se han visto involucrados en el tema de manejo de la prostitución, la extorsión y temas de homicidio”.

Detalla que en Ecuador, la banda controla un paso fronterizo con Colombia y se dedican a otras actividades delictivas. “En Perú han sido detenidos tratando de atracar bancos o por intento de secuestro”.

El profesor de la UCV maneja la hipótesis que los integrantes del “Tren de Aragua” migraron por dos razones: La primera es para huirle a los cuerpos de seguridad del Estado venezolano, que “sabemos que tienen fama de realizar ejecuciones extrajudiciales. Cuando estos miembros sienten que son perseguidos y que pueden ser asesinados por funcionarios policiales” deciden migrar.

La otra razón que esgrime Izquiel se debe a la económica “van a países latinoamericanos donde pueden dar mejores golpes delictivos. Donde la economía funciona de la mejor manera y la gente tiene más dinero” y eso se presta para poder realizar secuestros o extorsiones.

Alega que es difícil comprobar si estas células tienen contacto directo o rinden cuentas a la base que se encuentra en la cárcel de Tocorón y que es liderada por “Niño Guerrero”. El experto sostiene que “es difícil de comprobar. Es probable que algunas tenga conexión directa con Guerrero y es probable que otras no”.

Asediados en Chile

Asimismo, señala que algunos delincuentes venezolanos que se encuentran en países de América Latina “se apropien de la franquicia porque eso les puede dar mayor peso criminal”.

Explica que no es lo mismo “no tener nombre o componer una nueva plantilla en esos países latinoamericanos a decir que son un brazo o una rama” de esta poderosa banda.

Asoma que esto no está confirmado y sostiene que el hermetismo de los cuerpos de seguridad de Venezuela, aunado a los conflictos diplomáticos con varias naciones de la región dificulta comprobar los nexos con la banda de “Niño Guerrero”.

Tras las huellas del “Tren”

El jefe de la Prefectura Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Norte de la PDI, Rodrigo Fuentes, dio detalles de cómo opera la célula en Chile.

“Respecto de las estructuras que ellos tienen: ellos obedecen a un líder, tienen personas vinculadas al manejo del armamento, otros que se preocupan de la recolección de dinero, conocida como vacunas, como extorsión, y sicarios”, detalló el funcionario chileno a medios de esa nación.

Añade que es “importante considerar que ellos matan conforme a una orden, aquí no se produce la figura del sicariato normal que nosotros conocemos, donde hay un premio o una promesa remuneratoria. Acá hay una orden de un líder que ordena matar a una persona que no paga la vacuna, cuando es extorsionada”.

Para el oficial, esta organización criminal “funciona de un modo distinto, sin mayor ostentación, ya que gran parte del dinero obtenido de manera ilícita, se envía a Venezuela”.

“La organización en sí tiene liderazgos que están en Venezuela y estos liderazgos se transforman en brazos operativos en distintos países”, sostuvo el policía civil.

Los cuerpos de seguridad del Perú y Chile anunciaron que las investigaciones contra esta megabanda continúan y que en los siguientes días informarán sobre los allanamientos que llevan a cabo.