El presidente mexicano, pedirá este miércoles a funcionarios estadounidenses que Washington “inicie una nueva política” en la región en la Cumbre de las Américas ante la polémica por la presunta exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

“La Cumbre podría ayudar a iniciar una política nueva y le tengo confianza al presidente Joe Biden, creo que él podría dar este paso y hacer atrás toda esa política anacrónica, injusta, de subordinación, de falta de respeto a la independencia, a la soberanía de los pueblos”, manifestó

El mandatario adelantó en su conferencia matutina que hablará de ello este miércoles con el ex senador Christopher Dodd, designado por la Casa Blanca como asesor especial de la Cumbre de las Américas que se realizará en junio en Los Ángeles, California.

La reunión estaba pensada para ser de forma presencial, pero será virtual por el contagio de covid-19 de Dodd, aunque el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, estarán de forma presencial.