El vuelo aterrizará primero en Bogotá, para dejar a los colombianos expulsados y después en Caracas, donde desembarcarán los venezolanos, y a su regreso, transportará a 120 chilenos que han decidido retornar a su país a causa de la crisis que afecta a Venezuela

El Gobierno de Chile concretó este martes la expulsión de 35 colombianos y 7 venezolanos que han cometido delitos en el país, en el marco de un programa encaminado a regularizar la situación migratoria en el país, según las autoridades.

Los expulsados salieron de Santiago en un avión de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) que despegó a las 08.00 horas (12.00 GMT) desde una base militar y tienen condenas por delitos cometidos en Chile o en sus países de origen.

Entre esos delitos se cuentan homicidios, robos con intimidación, tráfico de drogas y robo con violencia, según señaló el Ministerio del Interior.

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, declaró que “es importante decirle a todos los extranjeros que viven en Chile que nosotros vamos a tener las puertas abiertas para regularizar su situación, pero para quienes infrinjan la ley la consecuencia es la expulsión”.

Esta es la quinta expulsión masiva de extranjeros en lo que va del año y se concreta después que el pasado 3 de mayo fueron devueltos a sus países un total de 57 colombianos, peruanos y bolivianos.