La secretaria general Iberoamericana destacó además el “liderazgo” de Bolivia en la preservación y potenciación de idiomas originarios, de los que se celebra en 2019 el Año Internacional de las Lenguas Indígenas

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, destacó este lunes a Bolivia como modelo en América Latina en conquistas sociales como la reducción de la pobreza extrema y de la desigualdad socioeconómica.

“Bolivia es el país de la región que más ha reducido la pobreza extrema y desigualdad”, subrayó Grynspan en La Paz junto al canciller de Bolivia, Diego Pary.

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el canciller de Bolivia, Diego Pary. Foto : Cancillería Bolivia‏.

“Los datos son muy elocuentes”, aseguró, al destacar un indicador que mide de cero a uno la desigualdad social y económica en un país, en el que Bolivia bajó de 0,6 a 0,47, aunque no detalló en qué periodo.

Rebeca Grynspan añadió que “ningún otro país” experimentó en la región una reducción tan acusada.

Al respecto, comentó que al principio de siglo América Latina fue un ejemplo en el mundo en avances socioecómicos, pero después la crisis económica conllevó que en algunos países de la región esta situación se revirtiera, aunque no fue el caso de Bolivia.

La secretaria general agregó que Bolivia por contra fue el país que más creció económicamente en los últimos años, con un modelo que “todos los países estamos observando”.

Los últimos datos sobre pobreza extrema en Bolivia apuntan a que se sitúa en alrededor de un 15 por ciento de sus cerca de once millones de habitantes, cuando hace algo más de una década superaba el 35, y el Gobierno boliviano espera que baje del 5 en 2025.

Canciller de Bolivia, Diego Pary,recibió este lunes a la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan. Foto : Cancillería Bolivia‏.

Igualmente, el Ejecutivo de Bolivia informó recientemente que la economía del país creció el 4,22 por ciento en 2018 y proyecta un 4,5 para 2019, mientras que el Fondo Monetario Internacional estima un 4, muy por encima del promedio del 1,4 que pronostica para América Latina y el Caribe.

Otra de las materias destacadas por la secretaria general fue el hecho de que Bolivia dio “un salto cualitativo” en los últimos años de receptor de cooperación internacional a emisor, tanto bilateral como “triangular” y “sur-sur”.

Rebeca Grynspan destacó además el “liderazgo” de Bolivia en la preservación y potenciación de idiomas originarios, de los que se celebra en 2019 el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Bolivia tiene como oficiales 36 lenguas originarias, junto al español, entre ellas el aimara, quechua y guaraní, y es uno de los países que más impulsó la declaración de este año internacional.