En la gráfica se puede ver a los mandatarios bromeando por su gran parecido físico

Entre las postales que han dejado la Cumbre de G7 se encuentra una fotografía protagonizada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro británico, Boris Johnson, donde se visualiza a los mandatarios de forma jocosa, bromeando sobre su parecido físico.

Esta imagen, más allá de lo política y la diplomacia presente en la cumbre, ofreció un momento de distensión ante las tensiones políticas que existen entre los miembros del grupo.

Foto: EFE.