Borrell entiende que puede haber “muchísimo escepticismo” sobre las posibilidades de éxito, pues los opositores están “muy escarmentados” porque los anteriores intentos han fracasado

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, cree que no habrá mas remedio que establecer “contactos” entre el Gobierno y la oposición venezolana, en el marco de la crisis política que enfrenta el país.

El canciller español apunta que la “mediación” que lidera Noruega “puede ser la solución”, y espera que así sea. También admite que los europeos han vuelto a ser “muy lentos” al reaccionar ante la crisis venezolana. 

Algo se ha hecho, apunta, “pero mucho menos de lo que hubiéramos debido y podido -matiza-, y ahora nos encontramos en un momento en que aparece Noruega como mediador; no sé lo que van a conseguir, pero veremos”.

Borrell entiende que puede haber “muchísimo escepticismo” sobre las posibilidades de éxito, pues los opositores están “muy escarmentados” porque los anteriores intentos han fracasado.

“Lo que está empezando a liderar Noruega -remata- puede ser la solución. Esperemos que sí”.