La movilización fue convocada por una coalición integrada por la sociedad civil de ese país.

Un grupo de manifestantes que exigían la renuncia del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fueron reprimidos este pasado miércoles con bombas lacrimógenas por parte de efectivos policiales.

La oposición al Gobierno de ese país busca la destitución del Jefe de Estado a través de un juicio político, debido a las acusaciones de recibir dinero del narcotráfico para realizar las campañas presidenciales que lo han llevado a ocupar su cargo en la presidencia de su país.

Asimismo, Estados Unidos, inició una investigación en contra del hermano de Hernández, Tony Hernández, la semana pasada en la ciudad de Nueva York, por estar presuntamente involucrado en el tráfico de estupefacientes a la Unión Americana, desde hace varios años. Además, se le atribuye que recibió fondos por parte del líder del cartel de Sinaloa, en México, Joaquín “El Chapo” Guzmán.