El vuelo duró menos de un minuto

El pequeño helicóptero Ingenuity de la NASA hizo hoy historia al realizar el primer vuelo controlado y con motor de una aeronave en otro planeta, Marte.

El equipo del JPL-NASA, Laboratorio de propulsión a chorro, encargado de controlar la misión desde California, informó en directo de la recepción de los datos que confirmaron que había despegado, flotado y vuelto a aterrizar en el cráter Jezero de Marte.

Además, se recibió una imagen en blanco y negro tomada por el helicóptero de su sombra mientras estaba en el aire y un pequeño vídeo grabado por el rover Perseverance, que permanece a varios metros y sirve de enlace de comunicación.

La confirmación de que el pequeño aparato (1,8 kilos de peso) pasó con honores una prueba increíblemente complicada se produjo a las 10.46 GMT.

El helicóptero de propulsión solar despegó a las 12.33 hora solar media local de Marte (07.34 GMT), ascendió hasta su altitud máxima prescrita de 3 metros, se mantuvo en vuelo estacionario durante 30 segundos para descender y volver a tocar la superficie. En total 39,1 segundos de vuelo.

Los 278 millones de kilómetros que separan ambos planetas hacen imposible que haya datos en directo -el desfase es de unos 15 minutos-, por eso Ingenuity recibió este domingo las instrucciones, pero este lunes tuvo que gestionar el vuelo por sí mismo.

Después de recibir los datos, el equipo del JPL-NASA estalló en vítores, aplausos y alegría detrás de las mascarillas.