Donald Trump aspira a un segundo período de cuatro años en la Casa Blanca

El presidente republicano se enfrenta al candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, que es principalmente conocido como el vicepresidente de Barack Obama de 2008 a 2016, pero que lleva en la política de su país desde los años 70.

A medida que se acerca el día de las elecciones, las empresas de sondeos intentan calibrar el estado de ánimo del país preguntándole a los electores a qué candidato prefieren.

Los sondeos nacionales son una buena guía para saber lo popular que es un candidato en todo el país, pero no son necesariamente una buena herramienta para predecir el resultado de la elección.

En 2016, por ejemplo, la candidata demócrata Hillary Clinton encabezaba las encuestas y obtuvo casi tres millones de votos más que Donald Trump, pero aun así perdió; eso es porque Estados Unidos utiliza un sistema de colegio electoral en el que conseguir más votos no siempre hace ganar la elección.

Hecha esa advertencia, Biden ha estado por delante de Trump en las encuestas nacionales la mayor parte del año.

En las últimas semanas, se ha mantenido en torno al 50% y ha llegado a tener una ventaja de 10 puntos en algunos momentos, pero Trump ha recuperado terreno recientemente.

Al 16 de septiembre, según las encuestas de la BBC, Biden acumula 50 % de las preferencias, mientras que Trump obtiene 43 % de las intenciones. El muestreo de encuestas de la BBC observa las encuestas nacionales de los últimos 14 días y crea líneas de tendencia usando el valor medio; es decir, el valor en la mitad del conjunto de números.

Como Clinton descubrió en 2016, el número de votos que ganas es menos importante que dónde los ganas.

La mayoría de los estados suele votar siempre de la misma manera. Esto significa que en realidad solo hay un puñado de estados en los que ambos candidatos tienen la opción de ganar.

Estos son los lugares donde se gana y se pierde la elección y se conocen como estados péndulo o bisagra.

Con información de la BBC.