Entre enero y mayo, la respuesta humanitaria de este organismo alcanzó a más de 2,1 millones de personas, según reportes

La Oficina de Coordinación para Asuntos Humanitarios (OCHA) de Naciones Unidas lanzó, este miércoles 15 de julio, su nuevo Plan de Respuesta Humanitario para Venezuela y solicitó a la comunidad internacional de donantes 762,5 millones de dólares (más de 668 millones de euros), el triple que el año pasado.

El plan busca brindar asistencia para los 4,5 millones de personas vulnerables que viven en el país.

Según el desglose de la partida, la mayor parte se destinará al sector de la salud, donde se prevé contar con casi 252 millones de dólares (más de 221 millones de euros) que alcanzarían a unos cuatro millones de personas. Asimismo, el plan también incluye un apartado de respuesta a la pandemia global de la COVID-19 del que se espera recaudar 87,9 millones de dólares (más de 77 millones de euros).

Para seguridad alimentaria y medios de vida están previstos más de 158 millones de dólares (más de 138 millones de euros), mientras que para educación y agua, saneamiento e higiene se han concebido 105,1 millones (más de 92 millones de euros).

Para el estado de Zulia, está prevista la mayor parte de asistencia humanitaria, alcanzando a 901.000 personas (476.000 hombres y 425.000 mujeres), seguidos de los de Táchira, con 398.000 personas; Anzoátegui, con 379.000 individuos; y Sucre, con 361.000.

“Los venezolanos han sufrido seis años de contracción económica y tensiones políticas sociales e institucionales, situaciones de violencia localizada y el choque de la pandemia del coronavirus que han provocado un impacto sobre el bienestar físico y mental de las condiciones de vida y el entorno de protección de los siete millones de personas identificados con alguna necesidad humanitaria en 2019″, señaló la OCHA.