Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE, que impuso también un embargo de armas

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, “condenó” este martes 30 de junio la expulsión de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Venezuela, Isabel Brilhante Pedrosa,decretada por el jefe de Estado Nicolás Maduro, y dijo que tomarán medidas de “reciprocidad”.

“Solo una solución negociada entre venezolanos permitirá al país de salir de su profunda crisis”, agregó el jefe de la diplomacia de la UE.

El gobierno venezolano tomó esta decisión, tras las nuevas sanciones europeas contra 11 venezolanos, entre ellos, el diputado Luis Parra y varios funcionarios del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por acciones contra la oposición.