También dos mil familias resultaron damnificadas producto de las inundaciones que causaron las lluvias

Las fuertes lluvias registradas desde el inicio de esta semana en Angola, dejaron 41 personas fallecidas y 300 viviendas destruidas producto de las inundaciones.

El ministro del Interior de Angola, Eugenio Laborinho, reportó este jueves 9 de enero que 12 de las 18 provincias del país resultaron afectadas por las torrenciales lluvias que ocurrieron el lunes pasado, después de una gran sequía.

A través de un comunicado, Laborinho precisó que 41 personas perdieron la vida, y 300 residencias quedaron destruidas por las inundaciones que se generaron.

“En los últimos días hemos sido testigos de fuertes lluvias, causando inundaciones, destrucción de infraestructura y plantaciones”, dijo Laborinho.

Asimismo, el presidente de Angola, João Lourenço, informó que las autoridades realizan todos los esfuerzos para asistir a los miles de damnificados por los aguaceros.

“Nuestra solidaridad se dirige a las familias angoleñas víctimas de la inundación como resultado de las fuertes lluvias”, señaló. Además destacó que los aguaceros afectaron a Luanda, la capital del país, “con particular intensidad”.