La primera votación parlamentaria para elegir al próximo presidente de la República en Italia terminó este lunes sin acuerdo y con una mayoría de votos en blanco, a la espera de que los partidos acerquen posturas.

La sesión concluyó con 672 papeletas en blanco, de 1.008 electores que podían participar, por lo que este martes habrá una segunda votación.

Italia elige al próximo jefe del Estado, en sustitución de Sergio Mattarella, cuyo mandato expira el 3 de febrero y quien ya ha dejado claro que no quiere repetir en un segundo septenio.