Los test de saliva se consideran menos intrusivos para los menores de esa franja de edad en relación con la PCR

Las autoridades sanitarias francesas empezaron este lunes a realizar a miles de sus escolares pruebas de antígenos por saliva, considerado un método de detección de la covid menos molesto para los pequeños que la PCR.

Las pruebas se iniciaron en los primeros estudiantes que regresaron de las vacaciones de invierno pertenecientes a ciudades como Lyon (sureste), Burdeos (sudoeste) o Clermont-Ferrand (centro). La próxima semana se extenderá a más zonas del país, de acuerdo con el calendario escolar.

El objetivo del Gobierno es llegar a unas 200.000 pruebas semanales.

Francia tiene matriculados a 6,6 millones de alumnos de primaria y pre-escolar, de entre 3 y 11 años.

Los test de saliva se consideran menos intrusivos para los menores de esa franja de edad en relación con la PCR, que implica la introducción de una varita en las fosas nasales.

La fiabilidad de las pruebas de antígenos por saliva es del 85 %, algo menor que la de la PCR, pero considerada suficiente.

Francia, uno de los países más afectados del mundo por la covid en términos absolutos, registra casi 3,6 millones de infectados y unos 84.300 muertos por la enfermedad y su ritmo de vacunación va más lento de lo esperado, debido en parte a retrasos en las entregas de los inmunizantes.