Funcionarios de la salud pública dijeron que el crecimiento de la epidemia pasó de duplicarse cada tres días a cada 16 días

La propagación del coronavirus se está desacelerando, pero Canadá todavía tiene mucho camino por recorrer, dijo el primer ministro Justin Trudeau, este martes, mientras las muertes por COVID-19 en el país se acercaban a 3.000.

“Las medidas que hemos tomado hasta ahora están funcionando”, expresó Trudeau en su rueda informativa diaria. “De hecho, en muchas partes del país la curva se ha aplanado, pero aún no estamos fuera de peligro”, advirtió. 

Funcionarios de la salud pública dijeron que el crecimiento de la epidemia pasó de duplicarse cada tres días a cada 16 días en el presente.

Al comienzo de la pandemia, cada persona infectada transmitió el coronavirus a un promedio de 2,19 personas.

Desde entonces, la tasa de transmisión se ha reducido por cada infectando a un poco más que una otra persona, en parte debido al distanciamiento social y al autoaislamiento.

Hasta este martes por la mañana, había 49.815 casos de contagio por COVID-19 registrados en Canadá, incluidas 2.929 muertes.

Los nuevos modelos del gobierno federal proyectan un aumento en los casos a entre 53.196 y 66.835, y de 3.277 a 3.883 las muertes para el 5 de mayo.