La comunicadora hizo un reporte sobre un estudio científico que decía que Egipto probablemente tendría muchos más casos de coronavirus de los que se han confirmado oficialmente

La periodista Ruth Michaelson, del diario The Guardian, narró en el Columbia Journalism Review, que fue obligada a salir de Egipto, tras dar cobertura a la pandemia por la COVID–19.

“Solo quieren ver su visa, me dijo un funcionario de la embajada británica el 18 de marzo, pasando un mensaje de los funcionarios de seguridad egipcios en la oficina de visas e inmigración del país. Sabía lo que eso significaba: otros periodistas habían sido llamados a la misma autoridad para revocar sus visas”, narró la reportera que radica en ese país desde el año 2014.

Relató que “más tarde ese día, el funcionario británico me llamó nuevamente cuando me refugié en una habitación de hotel, después de que un abogado me aconsejara que huyera de mi departamento en caso de que fuera allanado por la Policía. Los servicios de seguridad habían hablado con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Egipto, que había pasado un segundo mensaje a la embajada británica. Te están pidiendo que te vayas”.