La actuación de los consulados de Guatemala en Estados Unidos hizo posible que 90 por ciento de estos menores se reunieran con familiares

La adopción de nuevas políticas de “tolerancia cero” a la migración en Estados Unidos provocó que en los últimos meses 6.496 niños guatemaltecos fueran separados de sus padres, informó este miércoles en Ginebra el viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Pablo García Saenz.

El vicecanciller, que intervino ante el Comité de Protección de Derechos de Trabajadores Migrantes de las Naciones Unidas, explicó que la actuación de los consulados de Guatemala en Estados Unidos hizo posible que un 90 por ciento de estos menores se reunieron con familiares en el país norteamericano.

Un cinco por ciento regresaron a Guatemala, también con el propósito de regresar con sus familias, y queda por resolver el 5 por ciento restante (unos 325 menores), a la espera de determinar si se quedarán con parientes en Estados Unidos o volverán a su país.

García Saenz subrayó que entre los casos estudiados también hay niños que llegaron a Estados Unidos sin ningún familiar, que las autoridades norteamericanas trataron según los mismos protocolos que aquellos que entraron en el país con parientes.

El comité de Naciones Unidas, que actualmente revisa el cumplimiento por parte de Guatemala de la Convención para la Protección de Trabajadores Migrantes, emitirá los resultados de esta revisión el próximo 12 de abril.