La medida fue impuesta para garantizar la protesta pacífica, todo mientras no se salgan en los márgenes de la ley penal

La policía colombiana anunció el despliegue de unos 65.000 efectivos de cara a la jornada de protestas prevista para este martes en ese país y aseguró que el objetivo es garantizar «la seguridad y tranquilidad de la comunidad».

El general Carlos Rodríguez Cortés, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, afirmó en declaraciones a Radio Caracol que las fuerzas de seguridad están listas «para acompaña» las manifestaciones.

«65.000 hombres y mujeres de la Policía Nacional estarán al frente del esquema de seguridad este próximo 20 de julio para garantizar la protesta pacífica, todo mientras no se salgan en los márgenes de la ley penal», explicó. «De ocurrir esto», dijo, «si hay daño a bienes públicos, hurto, se procederá a las capturas».

Así, ha tratado de dar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, aunque ha alertado de que algunas investigaciones apuntan a que miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) habrían enviado «recursos» para acompañar «actos vandálicos» en las principales ciudades del país.

Además, descartó que haya miembros del servicio de Inteligencia «infiltrados» en las protestas, en las que habrá únicamente, según ha dicho, oficiales «plenamente identificados».