Las propiedades y movimientos en las cuentas bancarias de los implicados, según la Policía, ascienden a 290 millones de reales (72,5 millones de dólares)

La Policía Federal de Brasil informó que desarticuló una red de narcotráfico que operaba en los estados de la Amazonía y contaba con pistas clandestinas de aviones para transportar la droga.

La denominada “Operación Techo Bajo“, en alusión a los vuelos de baja altura de las aeronaves para esquivar los radares, cumplió 106 órdenes de prisión y allanamientos en los estados de Amazonas, Maranhao, Mato Grosso do Sul, Pará, Tocantins y Roraima, en la región amazónica.

Indicaron las autoridades que las órdenes fueron expedidas por el Juzgado de Estupefacientes y Organizaciones Criminales del estado de Roraima, luego de una investigación policial iniciada en 2016, cuando una aeronave que transportaba droga cayó en el municipio de Caracaraí y sus ocupantes huyeron en medio de la selva.

La Justicia determinó 30 órdenes de prisión preventiva, 6 de arresto temporal, 27 de allanamiento, 7 de intervención en inmuebles rurales irregulares y otras 36 de confiscación de bienes y materiales, que incluyen el decomiso de las 18 aeronaves, teléfonos móviles, computadores y vehículos, entre otros.

En 2017, a partir de los primeros indicios de que se trataba de un red de gran magnitud al servicio del narcotráfico, la institución realizó tres acciones en las que se incautó media tonelada de cocaína en Roraima, Pará y Tocantins.