“El Estado tiene conocimiento de las actuaciones reprochables de los cuerpos de seguridad en contra del ciudadano y no hace nada. La demanda es contra Bachelet y la CPI”, dijo el jurista

El exparlamentario, abogado penalista y defensor por los derechos civiles, Rafael Narváez, aseguró que “cuando se habla de cuerpos de seguridad del Estado los ciudadanos tiemblan y las víctimas recuerdan a las OLP, el SEBIN, GNB, CICPC y la FAES”, argumentó luego de conocer la demanda contra Provea en el Estadio Carabobo.

Además, asegura que las “alcabalas fantasmas y puntos de control, rechazados por el Ministerio Público, siguen funcionando al margen de la ley, (ellos) aplican su matraca”, acota Narváez.

El activista detalla que “las denuncias de las víctimas sobre la represión, las detenciones arbitrarias, las torturas y las ejecuciones extrajudiciales nunca han sido investigadas, ni procesadas penalmente por el sistema de justicia venezolano, teniendo que actuar la Corte Penal Internacional, que ha iniciado una investigación por Crímenes de lesa humanidad al Estado”.

Admite que es “urgente una verdadera depuración de todos los cuerpos de seguridad del Estado”, y a su vez insta a iniciar “una investigación penal a los autores materiales y a la cadena de mando, porque de lo contrario la ciudadanía seguirá desconfiando de la justicia venezolana”.

Para finalizar, el exparlamentario aseguró que “el Estado se vuelve a equivocar en señalar como adversario a las ONG por asumir la defensa de las víctimas que nunca tienen respuestas a sus denuncias de violaciones graves a los derechos humanos, cuando acuden al sistema de justicia”.