“Supuestamente lo hemos difamado porque hemos exigido que se investigue la presunta responsabilidad que pueda tener el gobernador por las ejecuciones extrajudiciales que han ocurrido en el estado Carabobo. La policía del estado Carabobo es la policía más letal en el 2021, de acuerdo con la investigación realizada por Lupa Por la Vida”, enfatizó Marino Alvarado, coordinador de Exigibilidad de Provea

El gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, demandó por difamación al coordinador de exigibilidad de Provea, Marino Alvarado, y al padre Alfredo Infante. “En el día de hoy, 16 de mayo, hemos recibido una notificación de un tribunal penal del estado Carabobo de una demanda por difamación interpuesta por el gobernador “, informó Alvarado en redes sociales.

Es “una acusación contra Alfredo Infante, director de derechos humanos de la Fundación Gumilla, y contra mi persona, Marino Alvarado, coordinador de Exigibilidad de Provea”, detalló al respecto.

“Supuestamente lo hemos difamado porque hemos exigido que se investigue la presunta responsabilidad que pueda tener el gobernador por las ejecuciones extrajudiciales que han ocurrido en el estado Carabobo. La policía del estado Carabobo es la policía más letal en el 2021, de acuerdo con la investigación realizada por Lupa Por la Vida”.

Hay “una grave violación de derechos humanos y deben investigarse los autores materiales y las cadenas de mando”, reiteró. “Esta es la consecuencia de ser exigentes en materia de derechos humanos. Es el riesgo que corremos las defensoras y los defensores de derechos humanos al exigir que se investigue las cadenas de mando”.

Alvarado aclaró que no dicen que el gobernador es responsable, sino “que debe investigarse su presunta responsabilidad”. Exhortó a la Defensoría del Pueblo a que colabore con el MP para que se investiguen no solo las presuntas ejecuciones en Carabobo, sino en todo el país: 1.414 en 2021 y 3034 en 2020.