Josep Borrell señaló que la región euromediterránea es un lugar “especialmente indicado” para ese objetivo

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, recordó este viernes que la pandemia no entiende de fronteras y que Bruselas está decidida a que la vacuna sea considerada “bien público global” y tenga acceso a la misma todo el mundo.

“El acceso global es un empeño ambicioso en el que la Unión Europea está muy comprometida y está apoyando con mucho dinero a laboratorios, además, para esa distribución de la vacuna como bien público”, añadió Borrell en una rueda de prensa al término del V Foro ministerial de la Unión por el Mediterráneo (UpM).

Más allá, el responsable de la diplomacia europea señaló que la región euromediterránea es un lugar “especialmente indicado” para ese objetivo.

“Si tenemos vacunas los europeos, que también las tenga toda la cuenca mediterránea”, apuntó Borrell.

En ese sentido también se pronunció en la misma conferencia de prensa la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Arancha González Laya, quien explicó que el “exceso” de dosis compradas que se prevé pueda existir en España tras vacunar a toda la población, se destinará a los países más pobres de su entorno.

“España tendrá, porque ha comprado vacunas probablemente en exceso para vacunar a todos los ciudadanos, una cantidad que destinaremos a otros países, empezando por los países vecinos que más lo puedan necesitar”.

González Laya explicó que España lleva meses trabajando, junto a la Unión Europea, para facilitar el acceso universal a la vacuna, entre otros instrumentos a través de la iniciativa colectiva Covax, que tiene entre sus objetivos asegurar la fabricación y distribución de vacunas para los lugares más pobres.