La región más afectada del planeta es America con 10,4 millones de casos y 385.000 muertes (212.000 en Latinoamérica), mientras que Europa es la segunda con 3,5 millones de contagios y 216.000 fallecimientos

Los casos globales de la COVID-19 superaron este domingo 9 de agosto, los 19,4 millones, aunque la curva de contagios diarios de esta semana parece mostrar cierta ralentización, después de dos meses de rápido crecimiento de la pandemia, según los datos confirmados de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A falta de los resultados de este domingo, en las últimas dos jornadas se registraron 280.000 casos diarios, cuando hace una semana se rozaron los 300.000 (desde junio las cifras más altas suelen darse en fin de semana).

Ello significa que la curva, en forma de diente de sierra, en los últimos meses presentó una tendencia descendente por primera vez, desde que comenzara el verano en el hemisferio norte y el invierno en el sur.

Los fallecidos desde el comienzo de la pandemia ascienden ya a 722.285, después de que se reportaran más de 6.500 la pasada jornada.

América continúa siendo la región más afectada del planeta, con 10,4 millones de casos y 385.000 muertes (212.000 en Latinoamérica), mientras que Europa es la segunda con 3,5 millones de contagios y 216.000 fallecimientos.

Les siguen el sur de Asia (2,5 millones de casos), Oriente Medio (1,6 millones), África (884.000) y Asia Oriental, que pese a ser la región donde se originó la pandemia, en la ciudad china de Wuhan, es la menos afectada con 365.000 infecciones.