Según indica Kim Jong Un, el país no ha registrado un solo caso de COVID-19

Corea del Norte ha comenzado a desarrollar su propia vacuna contra el coronavirus, utilizando datos que ha pirateado de científicos extranjeros, según afirman algunas fuentes.

A pesar de las afirmaciones del líder supremo Kim Jong Un, de que el país está aislado y no ha registrado ni un solo caso de COVID-19, se cree que los desarrolladores de vacunas están probando su producto en personas con síntomas similares a los del virus.

Los científicos de la Universidad Kim Il Sung están utilizando su experiencia en “actividades de piratería” para llevar a cabo su trabajo en un instituto de investigación biológica, según reseña el medio británico DailyMail.

Las denuncias de piratería de Corea del Norte surgieron en los países occidentales el año pasado, antes de que se aprobara alguna de las vacunas actualmente en uso en Europa y Estados Unidos, con Microsoft señalando una operación en la sombra llamada Grupo Lazarus.