Sismólogos jordanos compararon la potencia de la explosión con la de un sismo de gran magnitud

Graves daños causaron las explosiones en el interior de edificios, también hay calles devastadas. El gobernador de Beirut afirmó que las explosiones afectaron aproximadamente, a la mitad de la capital.

Las detonaciones causaron daños también en el aeropuerto internacional situado a varios kilómetros de distancia del epicentro. El impacto del estruendo de tal magnitud que se llegó a sentir en Limasol, Chipre.