Dorian provoca en Gran Bahama una subida de la marea de hasta 23 pies (7 metros) sobre el nivel habitual del mar

Ante la posible llegada del huracán Dorian a las costas del este de Florida se ha determinado el cierre de aeropuertos, puertos y trenes, así como de colegios y universidades, debido al riesgo que representa este fenómeno meteorológico.

El aeropuerto internacional de Palm Beach anunció que no presta servicio comercial, y los de Fort Lauderdale y Miami están estudiando el curso del huracán para decidir si suspenden o no la operatividad. Asimismo, el puerto de Everglades, ubicado cerca de Fort Lauderdale, anunció que no estará operativo el lunes 02 de septiembre y PortMiami suspendió sus operaciones desde la tarde del domingo.

Los cruceros que tenían prevista su llegada o salida para este lunes o martes fueron reprogramados para el miércoles en adelante. Y la autoridad regional de Transporte del Sur de Florida señaló que desconoce cuando se reanudará el servicio de trenes Tri-Rail.

Por otra parte, más de un millón de personas tendrán que refugiarse ante el peligro de las inundaciones y los fuertes vientos.

En este sentido, el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, indicó que cuando se reanuden las actividades en el Parlamento se promoverá la legislación para evitar que se repitan situaciones como las ocurridas con Dorian en Islas Ábaco, cuando cientos de personas se negaron a abandonar sus hogares.

Reporta la agencia Efe que Dorian, según el último boletín, estaba a 30 millas (50 km) al noreste de la ciudad de Freeport, y a 110 millas (180 km) al este de West Palm Beach, en Florida (Estados Unidos).