Los trabajadores de los sindicatos adscritos a la Unión Portuaria anunciaron que detendrán totalmente sus actividades durante este lunes y martes, como respuesta al llamado a huelga general realizada por la Mesa de Unidad Social.

La Mesa de Unidad Social lanzó una convocatoria oficial para una huelga general progresiva prevista para este lunes 25 y martes 26 de noviembre.

Organizaciones sociales, llamaron a la ciudadanía a participar en la paralización de diversas actividades productivas y de servicios en todo el país, junto con cacerolazos y acciones para presionar al Ejecutivo y la clase política, con el propósito de que las autoridades consideren la agenda social emanada desde la población movilizada.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Bárbara Figueroa, emplazó al Gobierno a que sean acogidas las demandas de la Mesa Unidad Social que hace semanas fue enviada al Presidente Sebastián Piñera, sin que hasta ahora se tenga respuesta o al menos alguna convocatoria a diálogo.

Hay demandas de largo plazo como la nueva Constitución vía Asamblea Constituyente; también sobre el derecho a salud, educación, vivienda, derecho a negociación colectiva ramal, entre otras.

También hay demandas muy precisas: un salario mínimo de 500 mil pesos para el sector público y privado, una pensión mínima equivalente a este salario, informó Figueroa.