El Ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, indicó que las investigaciones realizadas demostraron por un análisis técnico que las muestras vienen de pozos y mezclas de origen venezolano

El Gobierno de Brasil pidió formalmente a la Organización de Estados Americanos (OEA), que Venezuela se manifieste sobre el derrame de petróleo en altamar, que desde septiembre se arrastra por más de 200 playas del litoral nordeste brasileño.

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien “acompaña” el desastre ambiental desde que se vislumbraron las primeras manchas, “determinó que fuese encaminada una solicitud formal a la OEA para que Venezuela se manifieste” sobre el tema, señaló en un pronunciamiento en cadena nacional el Ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles.

Según el ministro, estudios de investigación realizados en “laboratorios especializados” con muestras colectadas concluyeron que el crudo derramado “no fue extraído del territorio nacional, pero proviene, conforme fue demostrado de pozos y mezclas de origen venezolano”.

“Ese proceso de investigación tiene como principal objetivo determinar las causas y los orígenes del crudo y, con eso, no solo hacer cesar su aparición en litoral brasileño, sino también obtener informaciones que nos permitan responsabilizar a aquellos que hayan contribuido para ese desastre ambiental”, subrayó Salles.