Su nombramiento dependerá de los legisladores del Senado de EEUU, en la primera ocasión que votarán para confirmar a una persona transgénero

Este martes, Joe Biden, ha anunciado la elección de Rachel Levine, hasta ahora secretaria de Salud del estado de Pensilvania, como la próxima secretaria adjunta de Salud de su Gobierno. Levine será la primera persona transgénero en ser elegida para un puesto que requiere de la confirmación del Senado y obtendrá el cargo de mayor jerarquía dentro del Gobierno de EEUU hasta la fecha para una persona transgénero.

“La doctora Rachel Levine traerá el liderazgo firme y la experiencia esencial que necesitamos para que atravesemos esta pandemia -con independencia de su código postal, raza, religión, orientación sexual, identidad sexual o discapacidad- y cubrir las necesidades de salud pública de nuestro país en este momento crítico y más allá”, dijo el todavía presidente electo en un comunicado.

Ahora su nombramiento dependerá de los legisladores del Senado de EEUU, en la primera ocasión que votarán para confirmar a una persona transgénero. Los demócratas tienen una mayoría mínima, con 50 senadores más el voto de desempate de la que será la presidenta de la cámara baja, la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris.