El número de contagios en el país europeo aumentó 71% entre el 17 y el 23 de julio, con respecto a la semana anterior. “Los datos epidemiológicos son preocupantes”, declaró la jefa del gobierno

La Primera Ministra belga Sophie Wilmès anunció este pasado lunes (27.07.2020), un endurecimiento de las medidas para luchar contra la pandemia de coronavirus, ante el “preocupante” aumento de contagios en el país.

El número de personas que los ciudadanos podrán frecuentar en su “burbuja de contacto” disminuirá de 15 a 5, a partir del miércoles y durante cuatro semanas. Las reuniones públicas se limitarán a 100 personas en interiores (hasta ahora 200) y 200 en el exterior (en lugar de 400).

También están invitados a hacer sus compras solos y a limitarlas a 30 minutos.

“Los datos epidemiológicos son preocupantes”, declaró la jefa del gobierno durante una conferencia de prensa. El trabajo a distancia es “muy recomendable cuando sea posible”, apuntó, quien lamentó que sea “cada vez menos utilizado”.

Después de una fuerte disminución de las infecciones, Bélgica ha experimentado un aumento en el número de casos en las últimas tres semanas. Según las cifras publicadas este lunes, el número de contagios aumentó 71%, entre el 17 y el 23 de julio, con respecto a la semana anterior.

Asimismo, el país ha registrado 66.026 casos y 9.821 muertes hasta este lunes y desde el inicio de la pandemia.

La semana pasada, el gobierno también ordenó el uso obligatorio de mascarillas en “todos los lugares muy concurridos” como mercados al aire libre y áreas comerciales con mucha gente.

Bélgica es uno de los países con el mayor número de muertes de covid-19 en comparación con su población, con 85 muertes por cada 100.000 habitantes.

Con información de EFE y AFP