La operación “Valquiria”, un golpe de Estado que implicó a varios miles de militares y civiles, es el acto más conocido de resistencia contra el régimen de Hitler

Alemania rindió homenaje este sábado a los autores del atentado fallido contra Hitler hace 75 años y a su polémico líder, Claus von Stauffenberg.

“Hay momentos en los que la desobediencia puede ser un deber”, estimó la canciller Angela Merkel en un discurso en el que honró el carácter ejemplar de los conspiradores y su entorno, durante una ceremonia en Berlín ante los jóvenes reclutas del ejército alemán.

El 20 de julio de 1944, el oficial aristócrata Von Stauffenber colocó un explosivo con temporizador oculto en su maletín durante una reunión en el cuartel general del Führer “la Guarida del Lobo”, cerca de Rastenburg, actualmente Ketrzyn, en Polonia.

El intento de asesinato fracasó y el golpe fue detenido. Hitler resultó herido leve. El coronel, que participó en la campaña africana del mariscal Rommel, y otros tres conspiradores fueron fusilados la misma noche.