A pesar de las advertencias manifestantes llaman a nueva marcha este domingo en Hong Kong

De acuerdo con el Diario del Pueblo, principal órgano de comunicación del Partido Comunista Chino, las protestas del último mes y el asalto al Parlamento del pasado lunes han “dañado la reputación de Hong Kong como metrópolis comercial internacional, así como los intereses vitales y el bienestar fundamental de los hongkoneses”. Al menos 15 personas han sido arrestadas por las protestas contra el proyecto de ley de extradición y la toma del Parlamento de Hong Kong el pasado lunes

China advirtió recientemente que la economía de Hong Kong, antigua colonia británica, ha sido dañada por las protestas y lo será aún más “gravemente” si continúan los disturbios, lo que no ha sido tomado en cuenta por los grupos de manifestantes los cuales llamaron de nuevo a una marcha para este domingo en la ciudad.

Los manifestantes exigen la retirada completa del proyecto de ley de extradición, el cual, si es aprobado, permitiría por primera vez enviar fugitivos a la China continental.

Diversos sectores de la sociedad consideran que Hong Kong perdería su independencia judicial y que, según organizaciones pro derechos humanos, permitiría que activistas o periodistas fueran entregados al sistema judicial chino, el cual -afirman- no ofrece garantías. 

Vista general de la sala de seguridad durante la gira de prensa, luego de que partes del edificio fueron asaltadas por manifestantes el 1 de julio, en Hong Kong, China, el 3 de julio de 2019. Foto EFE.

También piden la dimisión de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, y la puesta en libertad de todos los detenidos en los enfrentamientos con la Policía el mes pasado.

“Una sociedad regida por las leyes tiene que dar cabida a las diferentes voces, pero eso no significa que algunos puedan llevar a cabo acciones ilegales y mucho menos que se tengan que tolerar delitos violentos”, aseveró el diario, que pidió “perseguir los actos ilegales graves hasta el final”.

Trabajadores de los medios de comunicación asistieron al edificio del Consejo Legislativo, luego de que partes de los edificios fueron asaltados por manifestantes el 1 de julio, en Hong Kong, China. Foto EFE.

Inspectores del departamento de Crimen Organizado de la Policía de Hong Kong acudieron a la sede del Parlamento, a la que el Gobierno local invitó también a los periodistas para mostrarles los “graves daños” causados por el asalto.

Al menos 15 personas -entre ellas una de 14 años- han sido arrestadas hasta el momento en relación con las protestas contra el proyecto de ley de extradición y la toma del Parlamento de Hong Kong durante tres horas el pasado lunes.

La mayoría de los detenidos, de entre 14 y 36 años, están relacionados con los enfrentamientos registrados el lunes con anterioridad a la entrada al Parlamento.

A quienes sean detenidos por entrar por la fuerza en el Parlamento se les acusará probablemente de daño criminal, robo y disturbios, delitos que podrían suponer hasta 10 años de cárcel.

La manifestación de este domingo será en el distrito de Kowloon, en la parte peninsular de Hong Kong, una zona donde habitan muchos ciudadanos de tendencia prochina y en la que en otras ocasiones se han producido incidentes por los enfrentamientos entre ambas partes.

Entretanto, el ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt, dijo este jueves que China podría afrontar “graves consecuencias” por el trato dispensado a los manifestantes de las protestas, en medio de una disputa diplomática entre ambos países. 

Hunt recordó a China que debe hacer honor a la relativa autonomía de la que goza Hong Kong frente a Pekín y aseguró que “el Reino Unido se toma esta situación muy, muy en serio”.