Una notificación roja de Interpol, el más alto nivel de alerta, es una solicitud a fuerzas del orden de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar

Irán anunció este lunes 29 de junio, que emitió una orden de arresto, de la que notificó a Interpol contra el presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, y otros 35 individuos por el asesinato en enero pasado del general iraní Qasem Soleimaní.

El fiscal de Teherán, Alí Alqasimehr, explicó que esos 36 “responsables político-militares de Estados Unidos y también de otros países estuvieron involucrados en el asesinato del general Soleimaní”.

En tal sentido, precisó que “se ha emitido una orden de arresto y se ha requerido a la policía internacional que ponga una alerta roja”.

El fiscal detalló que la acusación contra esos 36 individuos, incluido Trump, es de “asesinato y acto terrorista”.

Alqasimehr afirmó que, Irán perseguirá el enjuiciamiento de Trump incluso después de que termine su mandato como presidente.

Sin embargo, es poco probable que Interpol acepte la solicitud de Irán, ya que su normativa le prohíbe “emprender cualquier intervención o actividad de naturaleza política”.

Soleimaní, el comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, falleció junto al número dos de la iraquí Multitud Popular y jefe de Kata’ib Hizbulá, Abu Mahdi al Mohandes, en un bombardeo selectivo de EEUU el pasado 3 de enero, en Bagdad.

En represalia, Irán atacó una semana después con misiles una base militar con presencia de soldados estadounidenses en Irak, lo que estuvo a punto de derivar en un conflicto directo entre Teherán y Washington.