“La primera cosa es reconocer la realidad: hay una dispersión del movimiento sindical que, lejos de favorecer los objetivos que todos tenemos, los dificulta”, expone

Al pan, pan, y al vino, vino. Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores de la UCV (Apucv), participa en una iniciativa plural para reunificar el movimiento de trabajadores en Venezuela, y afirma que el punto de partida debe ser reconocer la crisis.

“La primera cosa es reconocer la realidad: hay una dispersión del movimiento sindical que, lejos de favorecer los objetivos que todos tenemos, los dificulta”, expone Márquez en conversación con contrapunto.com.

El dirigente gremial participa en el Encuentro Unitario de los Trabajadores por Venezuela. “La estrategia que estamos desarrollando desde aquí es, primero, no pelear con ningún otro sector sindical. Cada quien tiene derecho a percibir la realidad y hacer las gestiones que considere convenientes” pero el Encuentro busca “participar en todas aquellas acciones, independientemente de quien las promueva, en defensa de las condiciones de vida y de trabajo de los venezolanos”.

Tal como lo expone Márquez “el problema que nos unifica es el hambre. Todos los sectores del país, ya ni siquiera los trabajadores organizados sino la sociedad venezolana está pasando una condición de miseria por la cual hay que movilizarse. No nos importa si la empresa es pública o privada; lo que nos importa es la defensa de la condición laboral. Si en el sector privado se están violando derechos hay que pelear por la defensa de los derechos; si está ocurriendo en el sector público, la misma cosa”.

Respeto por pluralidad de pensamiento, tolerancia y unidaf en la diversidad son los tres puntos que los guían. El salario desapareció, y su rescate es prioritario. Márquez asevera que los contratos con los petroleros y los trabajadores del Metro de Caracas “no son contratos”, porque no desarrollan todos los elementos.

El salario mínimo, sostiene, es algo que siempre cambia, pero la lucha por este es un punto de encuentro. Seguridad social y derecho a la protesta son otros elementos de la agenda.