El Vicepresidente del parlamento señala que la discusión sobre las elecciones presidenciales o parlamentarias debe ser posterior a conseguir un CNE independiente. “Si discutimos esto antes, no nos pondremos de acuerdo”.

Nos conseguimos a Stalin González, en la antesala del foro “CNE y nuevas condiciones”, organizado por Espacio Abierto en la Universidad Central de Venezuela. El Diputado accede a conversar con Contrapunto, acerca del tema electoral y las urgencias que existen en la coyuntura política.

-¿Cómo avanza la conformación de la Comisión que designará el nuevo CNE?

-Esta primera fase debe terminarse antes del receso de diciembre. El martes ya debemos tener un cronograma para fijar antes del 18 de diciembre, la primera fase del Comité que son los 11 diputados y los 10 miembros de la sociedad civil.

-¿Qué proyección tiene para que estén designados los nuevos rectores?

-Somos de la idea de acortar los plazos al máximo. En enero ya debemos tener los rectores principales y los 10 suplentes.

-¿Las negociaciones con el Psuv avanzan?

-Ellos avanzan y luego retroceden, pero nosotros estamos decididos a que tengamos un CNE imparcial, que le dé confianza a la población con respeto a la Constitución y a los mecanismos legales. Trabajamos en función de que el CNE salga de la discusión en el parlamento. Eso es indispensable.

-¿Existe la posibilidad de que algunos rectores sean ratificados?

-Eso no se ha discutido porque estamos en la fase de conformación del Comité, pero el primer criterio es que haya confianza. En un escenario como ese Tibisay Lucena no podría estar, según mi criterio.

-¿Presidenciales o parlamentarias?

-El desafío que tenemos es ponernos de acuerdo. Lo nombramos primero y después decidimos cual es el tipo de elecciones.

-¿Por qué no todo a la vez y dar respuestas?

-Si metemos ese debate en el Comité de Postulaciones no nos vamos a poner de acuerdo. Ese debate se está dando y debe darse en otras instancias, pero no en el Comité de Postulaciones. Nosotros hemos sido claros y no tenemos dudas de que queremos ir a unas elecciones presidenciales para que se resuelva el problema de este país.

-Pero hay quienes dicen que las elecciones que tocan son las parlamentarias.

-Las parlamentarias tocan, es cierto y hay que hacerlas. Pero no es menos cierto que unas elecciones solo de Diputados,no resuelven el problema del país. Si no hay elecciones presidenciales en este país no vamos a salir de la pobreza, no nos vamos a poder desarrollar, no se van a levantar las sanciones, no vamos estar incluidos en el sistema financiero. Es cierto que ellos tienen otra percepción, por eso no debemos llevar esa discusión al seno del Comité.

-¿Es decir que las presidenciales son la llave mágica para que deje existir la crisis?

-No solo esas elecciones. Hay también que ponerse de acuerdo en un plan de largo plazo sobre el tema económico para sea viable, gobierne quien gobierne. Nosotros hemos propuesto que se discuta ese plan a cinco períodos y así tendríamos 25 años con una proyección inteligente de la economía para beneficiar a la gente y tener gobernabilidad en medio de la necesaria alternabilidad.

-Volviendo a la electoral. ¿Son solo los cinco rectores los que están de discusión?

-Lo que debemos es ponernos de acuerdo en un CNE. No solo cinco rectores, sino que son también los 10 suplentes y las 24 juntas regionales. Si solo vemos cinco personas, será más difícil ponerse de acuerdo.

-¿Y las reformas para el voto en el exterior y las garantías?

-Cuando nosotros hablamos de reformar la ley para que los venezolanos en el exterior puedan ejercer su voto estamos hablando de la elección presidencial. Porque en el exterior no hay circuitos, no hay alcaldías, no hay Gobernaciones, el voto en el exterior está las presidenciales. Hoy solo se puede votar en las legaciones consulares. Eso estaba bien con un registro electoral en el exterior que tiene 170.000 venezolanos con derecho al voto. Pero esa cifra cambió. Si son cinco millones de venezolanos en el exterior, no todos son mayores de 18 años, ni quieren todos inscribirse en el registro, es decir, que hablaríamos de un registro que podría pasar de 170.000 a 2,8 millones personas.

-¿Dónde votarían?

-Hay que determinar con datos más precisos dónde están los venezolanos. Las mesas de Colombia no podemos decir que se queden en Bogotá, porque ese millón y pico de venezolanos no está solo en Bogotá y lo tenemos que ubicar para darle esas facilidades.

-La Mesa de Diálogo Nacional propuso volver a la representación proporcional de la minorías.

-Eso estaba en la negociaciones de Barbados. Se lo propusimos al Gobierno porque ellos fueron víctimas de esa distorsión en las elecciones parlamentarias que ganamos nosotros.

-¿Tienen los votos para imponer la directiva del CNE en la plenaria?

-No vamos a avanzar en la designación del CNE sin una negociación con el PSUV. No es sano para el país. Ni con los números lo haríamos porque sería avanzar a que el TSJ los nombre como ha hecho hasta ahora. Es indispensable se haga en la AN en el debate con todas la fuerzas políticas que existen en el país.

-El Gobierno dice que no admitirá a la OEA como observador internacional en las elecciones de 2020. ¿Para ustedes es un punto de honor la participan de la OEA?

-La OEA tiene una gran experticia en el tema electoral y eso innegable. La tiene hoy y ayer. Para nosotros lo importante es que exista una observación internacional creíble y esa está en manos de organizaciones como la Unión Europea y la OEA. Nosotros insistiremos en la creación de condiciones que generen confianza en el evento electoral.

-La Mesa de Diálogo Nacional propone acuerdos parciales para generar las condiciones que provoquen una salida negociada a la crisis.

-Los acuerdos parciales no son viables porque todo esta encadenado. Tenemos que avanzar en conseguir las condiciones que generen los eventos políticos que sean capaces de producir un cambio en paz y dentro de la Constitución, por eso nos empeñamos en que el CNE debe ser acordado en el seno del Parlamento para avanzar a en la salida electoral que aspira el pueblo venezolano