Manejarse con el “dólar” venezolano y otros cuatro consejos del economista Benjamín Tripier para sobrevivir al año 2021

Texto: Vanessa Davies. Fotos: Rafael Briceño-Contrapunto

Atender las necesidades de consumo de la base de la pirámide, entender las expectativas y el mercado de valores son algunos elementos a tomar en cuenta por los empresarios

Los números de la economía venezolana no son los más halagüeños, pero a pesar de eso el economista Benjamín Tripier mantiene buenas expectativas para el año 2021. Tripier, consultor gerencial, señala que ni las peores dificultades pueden hacer perder de vista los espacios en los cuales todavía se puede trabajar. Estos son cinco consejos para que quienes tienen negocios, o quieren abrirlos, puedan sobrevivir al año 2021.

1)Atender a la base de la pirámide. “Somos un país que está terminando este año con 85% de pobreza”, recuerda. “La clase media está tendiendo a desaparecer, a concentrarse, a achicarse” y en consecuencia “como empresarios debemos empezar a pensar en eso”.

En su opinión, la pobreza debe ser “montada en el carro” e incorporada a la producción. Las tareas “deben ser intensivas en recurso humano”, lo que implica que “cualquier cosa que antes hacía un robot ahora la harían 10 personas”.

Una persona con menos recursos no puede comprar un envase grande de champú, pero posiblemente puede adquirir el más pequeño. Los empresarios deben pensar “en envases más pequeños; sin sacrificar calidad, buscar los componentes más accesibles”. También, en recurrir a la población de menos recursos para probar objetos, como calzados. Hay que trabajar en función de mercados diferenciados. El que no lo haga “va a tener que cerrar, porque el mercado que tenía se va achicando”.

2) El uso del “dólar venezolano”. Los billetes de un dólar o de cinco dólares, cuyo uso se ha masificado ampliamente, son calificados por Tripier como una “cuasimoneda”.

“Las cuasimonedas aparecen cuando tienes muchísima inflación. Son como un estabilizador, porque el primer paso de la gente ante la hiperinflación es el trueque, pero como el trueque es muy difícil, se busca una moneda alternativa como referencia”, explica.

De los intentos de cuasimoneda el más exitoso es “el dólar venezolano”, afirma. “Ese es el dólar en efectivo, de billete usado, de baja denominación. Circulan entre 3 mil y 4 mil millones en la economía, no se sabe de dónde vienen pero están allí”.

No se debe cometer el error, advierte, de usar esos dólares en Estados Unidos “porque seguramente vas preso”. Ese dólar solo puede ser empleado en Venezuela porque se desconoce su origen. “Es una moneda especial” que “ya es parte de nuestra vida”.

Es “como el agua” que se mete en una casa. “Se ha ido metiendo por todas las rendijas”.

3)Cambio del perfil del mercado y expectativas. “Las expectativas de la sociedad han ido cambiando. Ya no son las mismas que tenía en las épocas fuertes del chavismo, con un Estado que podía darles. Ahora ya no les da. Ya no espero que el Estado me dé, ni siquiera le reclamo porque no me da, y trato de arreglármelas por mi cuenta, que es lo que está haciendo la gente”, razona.

Ese cambio “es importante” porque el gobierno va por un lado y la gente por otro. “Hay una brecha. El gobierno está gobernando para un país que no es, y el país está esperando un gobierno que no le da”.

Las empresas no solo tendrán que tener “su electricidad bajo el brazo” sino también “los recursos humanos bajo el brazo, porque perdimos el bono demográfico” que hoy les resulta útiles a otros países. “Ese cambio de país no lo está leyendo el empresario ni el gobierno”.

4)Mercado de valores. “La gente está hablando de eso” y “es un mercado que no existe en términos de dólares”, considera Tripier. “La necesidad real de la empresa venezolana” es de préstamos, como los que daba la banca. Sin embargo, Tripier no descarta que se flexibilicen las transacciones con los bonos. “Es un tema que hay que tenerlo en cuenta porque algo va a tener que ver el año próximo. Si no, no se entiende” el boom informativo. “hay algo que no estamos viendo que posiblemente tenga que ver con el mercado de bonos en dólares”.

5) Exportaciones. Como economista insiste en los incentivos para la producción. “Tenemos 20% de ocupación de la capacidad instalada en plantas”, refiere. “El punto es cuál sería la capacidad para crecer este año, y posiblemente sería la exportación”.

La recesión global “nos pone en el camino de competir”, pero para eso se debe saber qué se necesita en otros mercados. Algunos productos tienen ventajas comparativas, que hay que convertir “en ventajas competitivas” (las que añade el producto).

El economista estima que es perentoria la reconversión monetaria. Calcula que será de varios ceros. “Una reforma monetaria sería lo ideal, porque la reforma termina tocando la parte real de la economía”.

Tripier recuerda que Maduro dijo que tiene ideas para la economía: “Imagino que serán ideas liberales contadas por alguien de izquierda, que en definitiva no las entiende”.