Cada tres meses “vemos un repunte en el enfermo, que es la economía venezolana”, enfatiza el economista y diputado

Parecía que habría un alivio con la hiperinflación en Venezuela. Pero en abril de 2020 los números cambiaron: la inflación llegó a 80% según datos de la Asamblea Nacional (AN), y el bolsillo volvió a sufrir.

En el mes de abril la hiperinflación se aceleró por factores como el tipo de cambio, afirmó el diputado y economista Ángel Alvarado. “Vimos una devaluación muy grande de la moneda” incluso en la página del BCV. El aumento también tuvo que ver “con la necesidad del financiamiento del ejecutivo” que ha recurrido “a la maquinita en el BCV” para pagar bonos y aumento salarial.

Salud (por encima de 160%), bebidas alcohólicas (más de 100%) y alimentos (más de 50%) son algunos de los ítems, aun cuando la realidad es que “tenemos aceleración general de los precios, en medio de una necesidad muy grande de la población”.

Alvarado considera que “vamos a observar una tendencia al ascenso” y detalla que cada tres meses “vemos un repunte en el enfermo, que es la economía venezolana”. Esto significa que abril fue un mes de altos precios, mayo y junio será más moderado y agosto volverá a subir.

La hiperinflación va a seguir por todo el año 2020 y se va a extender, por lo menos, hasta abril de 2021. “Con esto va a rumbo a convertirse en la más larga de la historia, desde octubre de 2017 hasta mayo de 2021”, analiza. Técnicamente podría concluir en abril de 2021 “si de ahora en adelante no supera 50% mensual”.