Estas tarifas son fijadas por personas que se hacen llamar “fiscales”, que pese a no tener un cargo oficial, establecen cuánto deben pagar los usuarios para quedarse con una comisión, mientras que los directivos de líneas  transporte no ponen coto a esta situación

Aunque no se ha establecido el nuevo precio del pasaje, en el sector La Vega de la ciudad de Caracas, el transporte público tienen tarifas de acuerdo a lo que los chóferes junto a los fiscales, quienes no cuentan con acreditación oficial para este cargo, quieran cobrar llegando a pedir por pasajeros hasta Bs 5.000 para subir a la parte alta de la parroquia.

Esta constante en los yip que llegan hasta el sector de La Pradera, es motivo de quejas por parte de los usuarios, quienes se enfrentan diariamente a la incertidumbre de no saber cuánto van a pagar para llegar a sus casas y todos estos cobros excesivos del pasaje se hacen bajo la mirada de los directivos de las líneas Héroes y Cacique de La Vega, que no ponen un coto a esta situación.

“Esta gente hace lo que les da la gana en complicidad con los fiscales que le dicen cuánto van a cobrar para quedarse con un pasaje”, indicó una señora de mediana edad que abordaba un jeep en la parada.

Los montos del pasaje varían, dependiendo a los que los transportistas, junto a los fiscales, establezcan. Ejemplo, en las mañanas la tarifa es Bs 1.000 para bajar de La Vega, mientras que para subir se puede pagar entre Bs 1.500 y Bs 2.000, dependiendo del fiscal que se encuentre en la parada.

La anarquía comienza desde la tarde, cuando los montos empiezan a variar desde Bs 2.000 si se hace la cola de forma legal, pero si el usuario aborda los piratas, que son los mismos carros de línea pero que cargan pasajeros en otra parada, pueden llegar a cancelar entre Bs 2.500 hasta Bs 3.000.

“Los mismos jeep de la línea se van a cargar a otra parada para cobrar más caro y uno paga lo que ellos piden porque queremos llegar a nuestras casas”, expresó un joven aproximadamente a las 5:30 de la tarde en la cola extraoficial para tomar un jeep hasta Los Mangos.

Ya para la noche, el panorama es otro, pues hacer la cola es caso perdido. Los mismos fiscales mandan a los “yipseros” a cobrar desde Bs 3.000 hasta Bs 5000, alegando que por la hora, se debe “cobrar más caro”.

“Son los fiscales los que ponen el desorden para quedarse con parte del pasaje que cobran. Son unos abusadores”, comentó una joven que venía de su trabajo y se encuentra en la parada a las 7:30 de noche y se disponía a pagar Bs 3.000 para subir hasta el sector Las Casitas.

Mal estado de las unidades y de las vías

Foto: Cortesía de Cronica.Uno.

Los usuarios también denunciaron el mal estado de algunas de las unidades que están operativas, pues en su mayoría muchas están deterioradas y se quedan accidentadas en plena vía.

“Uno sale de estos carros oliendo a gasolina y con la ropa rota porque no le meten mano a los yip. Solo saben cobrar bien caro”, aseveró una señora de la tercera edad que pagaba pasaje completo en una de las unidades.