La cesta de alimentos básica que calcula el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros ubica este indicador en 448 dólares

Opositores venezolanos rechazaron este martes el reciente incremento del salario mínimo y la pensión aprobado por el presidente Nicolás Maduro, que lo subió de 7 bolívares (1,6 dólares) a 130 bolívares (30 dólares) este mismo mes, y exigieron al Gobierno que el ingreso se homologue al costo de la canasta básica de alimentos, que supera los 450 dólares, según algunas mediciones.

El dirigente político Arnoldo Benítez calificó de “írrito” y de una “burla” el aumento salarial, “imponiendo unilateralmente un sueldo mínimo que no garantiza el sustento de los trabajadores, jubilados y pensionados”.

“Según el Cendas (Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros), la canasta alimentaria se ubicó en enero del año en curso en 448 dólares, lo que significa que con 130 bolívares, que equivalen a 30 dólares mensuales, un dólar al día, se necesitan 15 meses para comer un mes”, señaló, citado en un comunicado de prensa.

En este sentido, el opositor Freddy Castellanos aseguró que el aumento del salario mínimo no cumple con lo establecido en el artículo 91 de la Constitución venezolana, según el cual “todo trabajador tiene derecho a un sueldo o salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir, para sí y su familia, las necesidades básicas”.

De acuerdo con la exdiputada Ana Aponte, el Gobierno “violenta los derechos fundamentales de los jubilados y pensionados de forma sistemática”.

“Los adultos mayores no merecen este trato indigno. No es justo que después de haberle dedicado al país gran parte de su vida, en compensación el régimen los trate con indiferencia”, añadió.

El incremento del salario mínimo en Venezuela en 1.705 %, anunciado por Maduro el 3 de marzo es insuficiente para que quienes lo perciban —fundamentalmente, empleados públicos y pensionados— salgan de la pobreza extrema, según diversos expertos y los propios afectados.

Con el nuevo sueldo, los venezolanos no alcanzan, todavía, la cifra de 1,90 dólares al día que fija el Banco Mundial para considerar la salida de situación de pobreza extrema por rango de ingresos, aunque se quedan mucho más cerca que con el salario actual, al pasar de 0,05 a 0,96 dólares diarios.

En Venezuela, lo mínimo que una familia promedio de cinco personas necesita para cubrir sus necesidades de alimentación es 455 dólares, de acuerdo con el costo de la canasta básica de alimentos, correspondiente a febrero, calculado por el Cendas.

El nuevo salario mínimo representa el 6,6 % de la canasta alimentaria.