El organismo sindical lamentó que no se le diera respuesta a su solicitud de adelanto de salarios

El presidente de la Federación Unitaria Nacional de Empleados Públicos (Fedeunep), Antonio Suárez, denunció que los empleados públicos devengan los salarios más bajos de la región y no han recibido ningún tipo de compensaciones, a diferencia de los privados que debido al esfuerzo de los empresarios perciben otros beneficios por lo que sugieren pagos en dólares para los trabajadores.

El representante sindical cuestiona que en medio de una economía dolarizada aceptada por el Gobierno al establecer un precio de combustible en dólares, entre otras medidas, un empleado público cobre menos de 1 millón de bolívares al mes con las primas incluidas por antigüedad, profesionalización e hijos.  

“¿Cómo vas a mantener por más tiempo los salarios a esos montos tan irrisorios que no alcanzan para nada?”, se peguntó en entrevista para Contrapunto.

Fedeunep considera que la solución pasa por la dolarización de los salarios, pero de no ser posible proponen entre otras medidas un bono de 300 dólares,por lo menos durante seis meses, para que los trabajadores para que puedan resistir la pandemia y la postpandemia.

Asimismo, sugiere ese gremio que cuando se retomen las actividades laborales se discutan nuevamente las escalas salariales como resultado del diálogo social.

Cuarentena en Venezuela Foto: EFE

Con la flexibilización, señaló que son muchos los trabajadores no podrán asistir a sus puestos de trabajo por la imposibilidad de desplazarse, al tiempo que consideró “absurdo” que con los niveles salariales actuales se puedan mantener los trabajadores de la administración pública.

El presidente de Fedeunep se mostró preocupado, pues entre sus peticiones urgentes destacaba el adelanto de las quincenas para los empleados públicos. Sobre ese tema destacó que desde el organismo que representa se realizó la propuesta y estaba presupuestada, pero no se ejecutó.

“Un planteamiento lógico y razonable, no era tan oneroso para el Estado y no se hizo”, lamentó. Cree que puede tratarse de un “capricho” para no complacer al movimiento sindical.

Asimismo, cuestionó que no se compartiera una mesa de diálogo social tal como lo establece la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Foto: EFE/Referencial.

Destacó que incluso en su último informe relacionado con la COVID-19 y el mundo laboral, e organismo internacional propone a todos los países el diálogo social como mecanismo para resolver problemas, el cual no se ha llevado a cabo en Venezuela.

“El tema de la pandemia se ha tomado como una excusa para no hacerlo porque perfectamente se pueden reunir las organizaciones sindicales preservando el distanciamiento social y con el respectivo aseguramiento en cuanto a condiciones de sanidad para evitar contagios”, dijo.

Suarez cree pertinente realizar una consulta con todas las organizaciones sindicales tanto para el tema de salarios como para otros temas como el sistema de seguridad social, prestaciones y caos de ahorro.