El diputado Ángel Alvarado reiteró que el país seguirá en hiperinflación hasta el próximo año y señaló que, a pesar de los factores coyunturales, el problema de fondo es el colapso de la industria petrolera nacional.

Eso hace que el Estado siga en quiebra y tenga que recurrir al BCV para financiarse, explicó en entrevista para Unión Radio.

Los que más sufren son los trabajadores del sector público y los pensionados, indicó.

Señaló que en el mes de julio la diferencia más importante en la hiperinflación fue por los servicios públicos.

La canasta alimentaria cuesta 230 dólares, criticó.

Alvarado calcula que la canasta de supervivencia (semanal) comprada en Petare cuesta 14 dólares para que una familia medio se alimente. El salario está divorciado de la realidad y es una gran injusticia, cuestionó.